AguaCoco-Header.png
Moda elegante que se siente fresca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Caminando por Sollano hacia el Jardín, puede encontrar una pequeña y encantadora tienda: una boutique con una línea de prendas estilo Resort tan hermosas y singulares que querrá usarlas todo el tiempo. Trajes de baño coloridos, túnicas y blusones suaves, sandalias y bolsos hechos a mano, se sentirás transportado a la playa en cuanto comiences a mirar las prendas en los anaqueles ¡todo lo que necesita ahora es una piña colada! Agua D' Coco ha sido una parada ineludible para los conocedores de la moda y para aquellos que desean mantener una apariencia elegante mientras se mantienen frescos y cómodos.

 

Marcia Leivas, propietaria, tiene experiencia en moda o, para ser más correcta, “toda mi vida es moda. Mi trabajo, mi experiencia siempre ha estado rodeada por la moda, me he involucrado en ella y me encanta”. Y es fácil sentir esta pasión y amor por su oficio una vez que estás en la tienda. Desde la forma en que se exhibe la ropa en los maniquíes hasta la decoración minimalista y las piezas cuidadosamente seleccionadas, hay un gran sentido y propósito de estilo. Trabajó durante más de 15 años en tiendas en Nueva York y en otras ciudades, pero el ojo por el estilo y el buen gusto proviene de una fuente más cercana: "Mi abuela siempre fue tan elegante y estilosa, creo que lo obtuve de ella".

 

Detrás del éxito de Agua D' Coco está una actitud perfeccionista hacia su trabajo: la tienda siempre está prístina y se cuidan todos los detalles. También es atenta y está orientada hacia el servicio: los clientes pueden comprar un traje de baño y una bolsa de mano, pero también pueden salir felices con recomendaciones sobre lugares para visitar, dónde comer, reservaciones para el almuerzo o direcciones de otros lugares de compras que le gustan: "Me encanta visitar Talula de la Lune, Mixta o Tao, son grandes tiendas y tienen artículos de diseño emocionantes". Podemos decir lo mismo de Agua D' Coco.

 

Marcia llegó a San Miguel, como muchos lo han hecho en el pasado y lo siguen haciendo, para visitar a una amiga, y tres años después ya se había mudado. ¡Se enamoró de la ciudad y la ciudad se enamoró de Agua D' Coco! Visítelos en Sollano 31, ya sea que esté planeando ir a la playa o no, ¡al menos estará bien preparado para hacerlo